AUTOEXPLORACIÓN A TRAVÉS DEL TACTO

Toca:
Siente si hay bolitas, endurecimientos o hundimientos, primero en una mama y luego en la otra.

  • Utiliza la yema de los tres dedos medios de tu mano, haciendo presión al momento de explorarte.
  • De pie con una mano detrás de la cabeza, explórate toda la mama con movimientos circulares, empezando por la axila hasta terminar el pezón.
  • Termina tu autoexploración apretando o comprimiendo la mama y observa si hay salida de líquido anormal por el pezón.
  • Efectúa todas las maniobras anteriores, pero ahora acostada y con una almohada bajo tu espalda.
  • Si observas o encuentras algo que no habías visto o sentido, acude a consulta médica. El cáncer de mama en etapas tempranas, aumenta la posibilidad de su curación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *